Editorial del mes de abril

Ha concluido el mes de marzo, un mes políticamente agitado de marchas y contramarchas. Unos y otros, gobierno y “oposición” han prometido al pueblo el cielo y el oro si les dan el apoyo. Hay noticias e informaciones contradictorias, pero ¿qué es lo que realmente está pasando en el país?

Para comprender este escenario nacional debemos comenzar por reafirmar la caracterización científica e histórica del actual gobierno. El régimen de Correa representa a grandes burgueses y terratenientes. Sirve al imperialismo, principalmente a EEUU y CHINA. Este gobierno es fascista y corporativista. Por todo esto está entregando nuestros recursos naturales (petróleo, minas, etc.) en bandeja de plata a las súper-potencias extranjeras, reprime al pueblo, divide los sindicatos, etc.

En este contexto se realizó la “marcha” por el “Agua y la Vida” organizada por Pachakutic y el MPD junto a figuras como A. Acosta y P. Carrasco. Estos sectores son oportunistas y revisionistas que trafican puestos y dinero a nombre del pueblo y la revolución. Sus intenciones reales son electoreras rumbo al 2013. En la “contra-marcha” estuvieron Alianza País, el viejo partido comunista, los “socialistas” junto a las FFAA y la Policía Nacional.  Sus intenciones también son electoreras y sobretodo represivas. Los grandes medios de comunicación privados apoyaron a la “marcha” y los medios públicos a la “contramarcha”. ¿Qué sacó el pueblo con todo este show mediático? Realmente nada, ya que tanto los dirigentes de la “marcha” como los de la “contramarcha” no representan los intereses de obreros y campesinos, ni de los pobres en general. Unos y otros movilizaron al campesino ofreciéndoles tierra y agua, a los maestros y estudiantes les prometieron mejoras en sus sectores, etc. Pero al final, gobierno y “oposición” terminaron sentados en la misma mesa de negociaciones a espaldas del pueblo y lo hicieron en una de las instituciones más corrompidas del viejo Estado burgués-terrateniente: el Parlamento.

Nuestro periódico apoya y promueve la protesta popular, pero rechazamos categóricamente que el pueblo sea utilizado como carne de cañón en las disputas entre los grupos de poder y sus lacayos oportunistas. Debemos desarrollar la protesta popular con dirección proletaria, esto es con claros principios revolucionarios, con un programa al servicio del pueblo, con líderes honestos y sobretodo ligando estas luchas a la organización de la Revolución de Nueva Democracia, revolución que entregará la tierra y el agua a los campesinos, dará derechos políticos a las masas, industrializará el país, fomentará una verdadera independencia y soberanía nacional y dotará de bienestar económico a las grandes masas populares.

Para descargar el periódico completo haz click en este enlace:

http://www.mediafire.com/view/?n5crwobaz9wk2r

Anuncios

TIERRA PARA EL CAMPESINO POBRE Y CON POCA TIERRA

TIERRA PARA EL CAMPESINO POBRE Y CON POCA TIERRA

¡COMBATIR A CORREA FASCISTA,
LUCHAR POR LA REVOLUCIÓN DE
NUEVA DEMOCRACIA!Imagen

Nuestro país atraviesa una vieja y profunda crisis económica, social y
política, producto del desenvolvimiento del capitalismo burocrático. Todo
esto se expresa fundamentalmente en: a) Nuestro país no es soberano ni
independiente más que en términos formales: quien decide el destino de
Ecuador es el imperialismo, sobre todo EEUU y China, en base al chantaje
comercial, financiero, diplomático y militar; b) La tierra está concentrada en
pocas manos: 19.557 predios poseen 5´260.375 hectáreas de tierra, mientras
que 636.375 predios tienen apenas 1´463.212 hectáreas; c) Ecuador no tiene
un desarrollo industrial propio, tan solo industria liviana, de ensamblaje y
agro-alimenticia, las tres como resultado de la opresión imperialista. Éstas
son las causas permanentes de la pobreza, desempleo, migración y
delincuencia que existen en el país. El gobierno fascista y anti-popular de
Correa es parte de toda esta problemática nacional. Frente a esta situación
histórica y actual, el Partido Comunista del Ecuador en proceso de
reconstrucción plantea a la clase obrera, al campesinado y el pueblo en
general, el siguiente Programa de la Revolución de Nueva Democracia,
como primer paso para derrotar y barrer a las tres montañas que lo oprimen
y que son el imperialismo, la gran burguesía (burocrático/compradora) y los
terratenientes de viejo y nuevo cuño.

Desde luego este programa solo será posible realizarlo desarrollando la
Guerra Popular del campo a la ciudad a través de la construcción de Bases 

de Apoyo Revolucionarias como Nuevo Poder que va surgiendo a medida
que va siendo destruido el viejo Estado burgués-terrateniente, hasta concluir
con la conquista del poder en todo el país e instaurar el Estado de Nueva
Democracia. A continuación publicamos el Programa correspondiente a la
etapa de la revolución democrática de nuevo tipo, para que los trabajadores,
el pueblo y los sectores democráticos y revolucionarios lo conozcan y
debatan, en el marco de perfeccionarlo con los aportes y correcciones
necesarias, y que así sirva para guiar la lucha revolucionaria por el poder.
1.-Creación de la República Popular del Ecuador, sobre la base de un Estado
de Nueva Democracia.
2.-Ruptura de los acuerdos militares, diplomáticos, comerciales y
económicos impuestos por el imperialismo, ya sea EEUU, China o cualquier
otra potencia capitalista; así como desconocimiento de la deuda externa.
3.-Política exterior soberana basada en tres ejes: respeto del derecho a la
autodeterminación de las naciones y de los pueblos; internacionalismo
proletario y, política de comercio exterior en igualdad de condiciones con
todos los países que no sean imperialistas.
4.-Confiscación sin indemnización y estatización de las 200 grandes
empresas, industrias, medios de comunicación, sistemas de transporte y
bancos de la burguesía compradora; confiscación del capital monopolista
del viejo Estado utilizado por la burguesía burocrática, y su paso a manos
del Estado de Nueva Democracia. La mediana y pequeña empresa, tanto en
la ciudad como en el campo, conservarán concesiones en el marco de la
etapa democrática de la revolución y en función de los intereses nacionales.
5.-Industrialización del país, sobre la base de la clonación de tecnología
extranjera, la investigación científica y la estimulación y desarrollo de las
fuerzas productivas. Debe combinarse la industria pesada y liviana con la
producción agrícola.
6.-Confiscación sin indemnización de las haciendas de más de 100 hectáreas
y repartición gratuita de esas tierras a los campesinos pobres. Entrega de las
principales fuentes de agua a los pequeños y medianos campesinos
productores.
7.-Promoción y defensa de los derechos sindicales de los trabajadores;
establecimiento de un salario básico unificado acorde al costo de la canasta
familiar. Pleno derecho de asociación, reunión, movilización y huelga.
8.-Promoción de las ferias campesinas y el comercio de los pueblos;
infraestructura gratuita a los comerciantes pobres; créditos a bajo costo y
periodos largos de pago en pequeñas cuotas. Combate al monopolio, defensa
del pequeño y mediano comerciante.
9.-Establecimiento de un sistema democrático de nuevo tipo: plena libertad
e igualdad jurídico-económica de agitación, propaganda y organización de
los partidos democráticos y revolucionarios en las elecciones a la Asamblea
Nacional del Pueblo, cuyos representantes percibirán un salario igual al de
un obrero. Cada lista y los órganos del nuevo poder deberán estar
conformados de la siguiente manera: de cada diez representantes, 4 serán
obreros, 3 campesinos y 3 de los intelectuales y otras clases sociales del 

Frente Único. Prohibición exclusiva de participar en la vida política a los
dirigentes de los partidos representantes de las clases reaccionarias
derrocadas (Alianza País, PSP, PRIAN, PSC, UDC, PRE, ID y, los que para
ese momento fueren tipificados como tales).
El sistema democrático de nuevo tipo permitirá la más amplia libertad de
pensamiento, expresión, asociación, reunión, desfile y huelga de todo el
pueblo, especialmente de las masas trabajadoras.
10.-Fortalecimiento del Ejército Popular de Liberación y simultáneamente
conservar el armamento de las masas de trabajadores.
11.-Desarrollo de un nuevo sistema educativo, basado en la gratuidad
completa, el laicismo, la ciencia, la educación inter-cultural bilingüe y las
necesidades laborales de la nueva sociedad. Combate al machismo y el
racismo. Respeto a los derechos sexuales y reproductivos.
12.-Nueva Cultura de masas, basada en la promoción de los valores
progresistas ancestrales, el combate a la alienación cultural imperialista, el
fortalecimiento del arte popular y la libertad de cultos respetando el derecho
a creer así como a ser ateo.
13.-Sistema judicial nuevo, basado en la elección popular de jueces, la
creación de cárceles con centros educativos, deportivos y laborales para la
rehabilitación social, y un código de penas de acuerdo a la gravedad y
reincidencia de los delitos. Se priorizará la reeducación del
lumpemproletariado garantizando su posterior reinserción laboral. Cadena
perpetua únicamente para delitos muy graves, delincuentes demasiado
reincidentes y dirigentes contra-revolucionarios que cometan o instiguen
actos de sabotaje y terrorismo. Pena de muerte para quienes saquearon al
país y torturaron al pueblo durante los gobiernos pasados, sin importar el
tiempo transcurrido entre esos crímenes y la aplicación de la Justicia
Popular.
14.-Protección de la niñez, la mujer, la tercera edad y las personas con
discapacidades, sobre la base de un sistema de aseguramiento social
específico; apoyo económico directo y espacios organizativos propios de
estos sectores de la población.
15.-Luchar para que, una vez culminada la etapa democrática de la
revolución, avancemos ininterrumpidamente al socialismo en toda la
República Popular, y después, por medio de revoluciones culturales, avanzar
al Comunismo, la meta final del proletariado.

PROGRAMA DE LA REVOLUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA

Nuestro país atraviesa una vieja y profunda crisis económica, social y
política, producto del desenvolvimiento del capitalismo burocrático. Todo
esto se expresa fundamentalmente en: a) Nuestro país no es soberano ni
independiente más que en términos formales: quien decide el destino de
Ecuador es el imperialismo, sobre todo EEUU y China, en base al chantaje
comercial, financiero, diplomático y militar; b) La tierra está concentrada en
pocas manos: 19.557 predios poseen 5´260.375 hectáreas de tierra, mientras
que 636.375 predios tienen apenas 1´463.212 hectáreas; c) Ecuador no tiene
un desarrollo industrial propio, tan solo industria liviana, de ensamblaje y
agro-alimenticia, las tres como resultado de la opresión imperialista. Éstas
son las causas permanentes de la pobreza, desempleo, migración y
delincuencia que existen en el país. El gobierno fascista y anti-popular de
Correa es parte de toda esta problemática nacional. Frente a esta situación
histórica y actual, el Partido Comunista del Ecuador en proceso de
reconstrucción plantea a la clase obrera, al campesinado y el pueblo en
general, el siguiente Programa de la Revolución de Nueva Democracia,
como primer paso para derrotar y barrer a las tres montañas que lo oprimen
y que son el imperialismo, la gran burguesía (burocrático/compradora) y los
terratenientes de viejo y nuevo cuño.

Desde luego este programa solo será posible realizarlo desarrollando la
Guerra Popular del campo a la ciudad a través de la construcción de Bases 

de Apoyo Revolucionarias como Nuevo Poder que va surgiendo a medida
que va siendo destruido el viejo Estado burgués-terrateniente, hasta concluir
con la conquista del poder en todo el país e instaurar el Estado de Nueva
Democracia. A continuación publicamos el Programa correspondiente a la
etapa de la revolución democrática de nuevo tipo, para que los trabajadores,
el pueblo y los sectores democráticos y revolucionarios lo conozcan y
debatan, en el marco de perfeccionarlo con los aportes y correcciones
necesarias, y que así sirva para guiar la lucha revolucionaria por el poder.
1.-Creación de la República Popular del Ecuador, sobre la base de un Estado
de Nueva Democracia.
2.-Ruptura de los acuerdos militares, diplomáticos, comerciales y
económicos impuestos por el imperialismo, ya sea EEUU, China o cualquier
otra potencia capitalista; así como desconocimiento de la deuda externa.
3.-Política exterior soberana basada en tres ejes: respeto del derecho a la
autodeterminación de las naciones y de los pueblos; internacionalismo
proletario y, política de comercio exterior en igualdad de condiciones con
todos los países que no sean imperialistas.
4.-Confiscación sin indemnización y estatización de las 200 grandes
empresas, industrias, medios de comunicación, sistemas de transporte y
bancos de la burguesía compradora; confiscación del capital monopolista
del viejo Estado utilizado por la burguesía burocrática, y su paso a manos
del Estado de Nueva Democracia. La mediana y pequeña empresa, tanto en
la ciudad como en el campo, conservarán concesiones en el marco de la
etapa democrática de la revolución y en función de los intereses nacionales.
5.-Industrialización del país, sobre la base de la clonación de tecnología
extranjera, la investigación científica y la estimulación y desarrollo de las
fuerzas productivas. Debe combinarse la industria pesada y liviana con la
producción agrícola.
6.-Confiscación sin indemnización de las haciendas de más de 100 hectáreas
y repartición gratuita de esas tierras a los campesinos pobres. Entrega de las
principales fuentes de agua a los pequeños y medianos campesinos
productores.
7.-Promoción y defensa de los derechos sindicales de los trabajadores;
establecimiento de un salario básico unificado acorde al costo de la canasta
familiar. Pleno derecho de asociación, reunión, movilización y huelga.
8.-Promoción de las ferias campesinas y el comercio de los pueblos;
infraestructura gratuita a los comerciantes pobres; créditos a bajo costo y
periodos largos de pago en pequeñas cuotas. Combate al monopolio, defensa
del pequeño y mediano comerciante.
9.-Establecimiento de un sistema democrático de nuevo tipo: plena libertad
e igualdad jurídico-económica de agitación, propaganda y organización de
los partidos democráticos y revolucionarios en las elecciones a la Asamblea
Nacional del Pueblo, cuyos representantes percibirán un salario igual al de
un obrero. Cada lista y los órganos del nuevo poder deberán estar
conformados de la siguiente manera: de cada diez representantes, 4 serán
obreros, 3 campesinos y 3 de los intelectuales y otras clases sociales del 

Frente Único. Prohibición exclusiva de participar en la vida política a los
dirigentes de los partidos representantes de las clases reaccionarias
derrocadas (Alianza País, PSP, PRIAN, PSC, UDC, PRE, ID y, los que para
ese momento fueren tipificados como tales).
El sistema democrático de nuevo tipo permitirá la más amplia libertad de
pensamiento, expresión, asociación, reunión, desfile y huelga de todo el
pueblo, especialmente de las masas trabajadoras.
10.-Fortalecimiento del Ejército Popular de Liberación y simultáneamente
conservar el armamento de las masas de trabajadores.
11.-Desarrollo de un nuevo sistema educativo, basado en la gratuidad
completa, el laicismo, la ciencia, la educación inter-cultural bilingüe y las
necesidades laborales de la nueva sociedad. Combate al machismo y el
racismo. Respeto a los derechos sexuales y reproductivos.
12.-Nueva Cultura de masas, basada en la promoción de los valores
progresistas ancestrales, el combate a la alienación cultural imperialista, el
fortalecimiento del arte popular y la libertad de cultos respetando el derecho
a creer así como a ser ateo.
13.-Sistema judicial nuevo, basado en la elección popular de jueces, la
creación de cárceles con centros educativos, deportivos y laborales para la
rehabilitación social, y un código de penas de acuerdo a la gravedad y
reincidencia de los delitos. Se priorizará la reeducación del
lumpemproletariado garantizando su posterior reinserción laboral. Cadena
perpetua únicamente para delitos muy graves, delincuentes demasiado
reincidentes y dirigentes contra-revolucionarios que cometan o instiguen
actos de sabotaje y terrorismo. Pena de muerte para quienes saquearon al
país y torturaron al pueblo durante los gobiernos pasados, sin importar el
tiempo transcurrido entre esos crímenes y la aplicación de la Justicia
Popular.
14.-Protección de la niñez, la mujer, la tercera edad y las personas con
discapacidades, sobre la base de un sistema de aseguramiento social
específico; apoyo económico directo y espacios organizativos propios de
estos sectores de la población.
15.-Luchar para que, una vez culminada la etapa democrática de la
revolución, avancemos ininterrumpidamente al socialismo en toda la
República Popular, y después, por medio de revoluciones culturales, avanzar
al Comunismo, la meta final del proletariado, el Partido y la Revolución.

  • NOVA DEMOCRACIA BRASIL

  • El PUEBLO – CHILE

  • abril 2012
    L M X J V S D
    « Ene   Jun »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Blogs que sigo